Saltar al contenido

Proceso de curado del concreto para piso


El curado deberá comenzar lo más pronto posible después del acabado. Una demora de unas cuantas horas puede dar origen a problemas en la superficie. Con los procedimientos de curado se trata de mantener el concreto húmedo, al menos durante los primeros 7 días, y de esta manera asegurar la continua hidratación del cemento y el desarrollo de resistencia del concreto. En días ventosos es necesario cubrir la losa antes del acabado final o aplicar una neblina de agua sobre el concreto recién colocado para evitar las grietas plásticas.
Las grietas que se muestran en la figura son llamadas “grietas plásticas”, producidas en días ventosos.
Con tiempo seco y caluroso no es recomendable esperar a que toda la superficie que se este pavimentando esté completamente acabada para iniciar el curado, sino que se debe proceder con el mismo conforme se vaya construyendo.
Una losa de concreto insuficientemente curada crea una superficie débil que puede experimentar algunos de los siguientes problemas:
• Baja resistencia al desgaste.
• Descascaramiento de las juntas.
• Fisuración generalizada.
• Levantamiento de polvo.
La elección de un método de curado debe tener en cuenta una serie de aspectos de orden práctico y técnico. En la práctica los tres métodos más comunes son:
1) El regado con agua.
2) Cubrir la superficie con materiales húmedos, como arena, paja o sacos de yute, lo cual exige un regado frecuente con agua.
Cubrir la superficie con materiales húmedos para el curado del concreto exige un regado frecuente con agua
3) Sellado de la superficie con una membrana de curado, que se aplica con bombas rociadoras.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Arquitectura21.com, equipo de redacción profesional. (2020, 03). Proceso de curado del concreto para piso. thenocgroup. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arquitectura21.com/proceso-de-curado-del-concreto-para-piso/.