Saltar al contenido

Lo que deberias saber sobre excavacion

La excavación es la actividad necesaria para la remoción y extracción de ma-teriales del suelo o terreno, ya sea para alcanzar el nivel de desplante de una cimentación; la rasante en la construcción de un camino o el fondo de una cepa para alojar una tubería.
El procedimiento para la excavación está en función de las características del terreno y de los materiales por extraer o remover, así como el empleo de herramienta especial.
De acuerdo al procedimiento la excavación se clasifica de la siguiente manera:
• Excavación por medios manuales.
• Excavación por medios mecánicos.
• Excavación con explosivos, en casos particulares y con la debida autorización.
La profundidad es una de las características que determina la dificultad de una excavación, por lo que también se clasifica en función de ésta:
• Desde 0.00 hasta 2.00 m de profundidad.
• Desde 2.01 hasta 4.00 m de profundidad.
• Desde 4.01 hasta 6.00 m de profundidad.
La presencia de agua durante la excavación (nivel freático) representa una condición importante para valorar esta actividad, por lo que la excavación se clasifica también así:
• Excavación en seco. Cuando el material no presenta un contenido de humedad considerable.
• Excavación en material saturado. Cuando en su estado natural
y antes de la excavación la superficie ha estado permanentemente expuesta al agua, aún cuando el nivel freático se abata durante el proceso de excavación y construcción de la cimentación.
• Excavaciones en agua. El abatimiento del nivel freático durante el proceso de construcción se logra mediante acciones de bombeo.
Si esto no es factible económica o técnicamente se considerará como excavación en agua.
Los suelos que serán excavados se clasifican considerando varias características tales como su origen, granulometría (densidad, tamaño y distribución de partículas), resistencia, deformabilidad, permeabilidad, etc.
Para el proceso de excavación la clasificación de los suelos se define en función de la dificultad para ejecutar esta actividad y se clasifican así:
• Material I. Es aquel que es atacable, si el proceso es manual, utilizando únicamente pala, sin requerir el uso de pico, aún cuando éste se emplee para facilitar la operación. Si el proceso es por medios mecánicos, este material puede ser eficientemente excavado con una escrepa enganchada a un tractor sobre orugas cuya potencia sea de 90 a 110 caballos de fuerza (hp), sin el auxilio de arados o por otro similar, aún cuando éstos se utilicen para obtener mayores rendimientos. Los suelos de este tipo son blandos, no cementados cuya medida en prueba de penetración estándar o en compresión
simple es menor o igual a 2.5 toneladas por metro cuadrado (ton/m2).
Lo anterior no excluye a otro tipo de suelo con otras características diferentes, si satisface las señaladas en el inicio de este inciso.
• Material II. Si el proceso es por medios manuales se requerirá el uso de pico y pala. Si el proceso es por medios mecánicos la dificultad de extracción y carga exigirá el uso de un tractor sobre orugas con cuchilla de inclinación variable con una potencia de 140 a 160 caballos
de fuerza (hp) o con pala mecánica de 1 m3 de capacidad mínima y sin el uso de explosivos, aún cuando por conveniencia se utilicen para aumentar el rendimiento. La resistencia a la compresión simple de este material es menor o igual a 40 ton/m2.
• Material III. Si el proceso es por medios manuales, este material sólo puede removerse y alterarse con cuña y marro o con el uso de equipo menor como martillos neumáticos, o bien mediante explosivos o gel expansivo. Si el proceso es por medios mecánicos se requerirá del uso de martillos neumáticos adaptados al equipo pesado. En este material la resistencia a la compresión simple es de 400 ton/m2.
Aspectos importantes para seleccionar el equipo básico para una excavación por medios mecánicos:
• Tipo de material que se va a excavar.
• Tipo y tamaño del equipo para acarreos.
• Capacidad de carga o resistencia del material que se va a excavar.
• Volumen del material excavado que se va a mover.
• Distancia a la zona de tiro.
• Tipo de camino para el acarreo.
• Tiempo máximo disponible para ejecutar los trabajos, cuando aplique.
Bueno lo que mas se recomienda en estos casos.
• Las dimensiones de las excavaciones, niveles y taludes deberán estar indicadas claramente en el proyecto.
• Las excavaciones para cimentación deberán tener la holgura
(sobreexcavación) mínima necesaria (en algunos casos se consideran 10 cm por lado) para que sea posible construir el tipo de cimentación proyectada. Esta holgura estará en función de la profundidad, del tipo de cimentación y del tipo de material que forma el terreno.
En excavaciones para alojar tuberías para drenaje el ancho libre de excavación se determina en función del diámetro de la tubería a colocar dentro de la cepa y de la profundidad de la misma; esta información se presenta en la tabla 2.
• Los materiales resultantes de la excavación deberán emplearse para los fines que el proyecto especifique (relleno con producto de excavación, por ejemplo) o depositarse en el lugar asignado previamente para después acarrearlo fuera de la obra hasta la zona de tiro autorizada.
• Las características de diseño de algunas construcciones hacen posible aprovechar los taludes de la excavación como cimbra. Esta práctica debe estar avalada por la autoridad técnica de la obra y por el propietario del proyecto. Si es el caso, todas las raíces, troncos o cualquier otro material orgánico que sobresalga deberá cortarse a ras.
• Cuando se excava en suelos de material blando que presentan inestabilidad en los taludes se utilizarán troqueles o ademes.
• Los taludes y el fondo de la excavación serán terminados y afinados ajustándose a las secciones indicadas en el proyecto. Las piedras sueltas, derrumbes y en general todo material inestable del interior de la cepa será removido.
• Durante el tiempo que la excavación se encuentre abierta se tomarán medidas de seguridad y protección necesarias para evitar accidentes, derrumbes o inundaciones.
• En caso de encontrar agua y que ésta invada considerablemente los niveles de desplante o rasante será necesario sacarla mediante bombeo.
• Cuando se requiera excavar en material rocoso (material tipo III) y se autorice por escrito el uso de explosivos, el constructor está obligado a realizar las obras de protección necesarias para garantizar la seguridad de terceros, civiles o materiales. Está obligado también, a tramitar y obtener los permisos para su uso ante la Secretaría de la Defensa Nacional y contar, durante la ejecución, con el personal capacitado. El constructor será el responsable de los daños y perjuicios que sean ocasionados por el uso inadecuado de los explosivos o los que resulten por el transporte, almacenamiento y falta de seguridad además de la omisión de leyes y reglamentos vigentes relacionados con esta actividad.
• Durante el proceso de remoción y depósito del material producto de la excavación se tendrá especial cuidado en no interferir en las operaciones simultáneas o subsecuentes de la construcción en general.
• Cuando la excavación se realiza por medios manuales y en materiales tipo I o II se tendrán que hacer traspaleos, de acuerdo con la pro-fundidad para extraer el material de la cepa.

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Arquitectura21.com, equipo de redacción profesional. (2012, 03). Lo que deberias saber sobre excavacion. Manuelette Ramirez Bencosme. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arquitectura21.com/2012/03/lo-que-deberias-saber-sobre-excavacion.html.