Saltar al contenido

Organizacion preventiva

Modalidades de organización preventiva
Para que la empresa pueda llevar a cabo su obligación de protección, ha de constituir una organización específica. La forma en que se lleve a cabo dicha organización dependerá del número de personas de plantilla, sector de actividad, siniestralidad, etc.
Si bien, cualquiera que sea la modalidad de organización existente, en todo caso, la prevención se ha de integrar tanto en toda la estructura jerárquica de la empresa, como en todas sus actividades.
La normativa vigente contempla las siguientes modalidades de organización de los RECURSOS PARA LA REALIZACIÓN DE ACTIVIDADES PREVENTIVAS:
• Asunción personal por el empresario
• Designación de uno o varios trabajadores o trabajadoras
• Constituir un servicio de prevención propio
• Recurrir a un servicio de prevención ajeno
• Mancomunar servicios de prevención
A) ASUNCIÓN PERSONAL POR EL EMPRESARIO/A:
Para que el empresario pueda asumir personalmente la actividad preventiva, se establecen los siguientes requisitos:
• La Ley 25/2009 (8)  modifica el apartado 5 del artículo 30 de la Ley 31/1995 y señala que en  empresas de hasta diez trabajadores, el empresario podrá asumir personalmente las funciones  preventivas, siempre que  desarrolle de forma habitual su actividad en el centro de trabajo y tenga la capacidad necesaria, en función de los riesgos a que estén expuestos los trabajadores y trabajadoras y la peligrosidad de las actividades”  Y en la DISPOSICIÓN ADICIONAL TERCERA incluye una importante modificación respecto al  asesoramiento técnico en estas empresas de menos de diez trabajadores, indicando lo siguiente: “En cumplimiento del artículo 7 de la Ley 31/1995, de 8 de noviembre, de Prevención de Riesgos Laborales, el Gobierno aprobará un plan de asistencia pública al empresario en materia de seguridad y salud en el trabajo, que se ajustará a las siguientes bases:
a. Quedarán incluidas las empresas de hasta 10 trabajadores.
b. El plan contendrá el diseño y puesta en marcha de un sistema dirigido a facilitar al empresario el asesoramiento necesario para la organización de sus actividades preventivas, impulsando las autoevaluaciones por sectores y especificando aquellas actividades o riesgos que requieran apoyo técnico especializado.
• Que las actividades que se desarrollen en la empresa no conlleven una especial peligrosidad (no estén incluidas en el Anexo I del R.D. 39/97 por el que se aprueba el Reglamento de los Servicios de Prevención). No es el caso del sector de la construcción que sí se incluye en este Anexo I.
• Que desarrolle habitualmente su actividad profesional en el centro de trabajo.
• Que tenga la capacidad correspondiente a las funciones preventivas que va ha desarrollar.
Aunque la dirección de la empresa asuma la actividad preventiva, sin embargo no esta facultada para realizar personalmente la actividad relacionada con la vigilancia de la salud, debiendo cubrirse mediante alguna de las restantes modalidades de organización de la prevención.
Igualmente el Real Decreto 1627/1997 en su Anexo II reúne una relación no exhaustiva de los trabajos que implican riesgos especiales para la seguridad y la salud de las personas que trabajan en las obras, que a continuación se detallan:
• Trabajos con riesgo especialmente graves de sepultamiento, hundimiento o caída de altura por las particulares características de la actividad desarrollada, los procedimientos aplicados o el entorno del puesto de trabajo.
• Trabajos en los que la exposición a agentes químicos o biológicos suponen un riesgo de especial gravedad o para los que la vigilancia específica de la salud de los trabajadores sea legalmente exigible.
• Trabajos con exposición a radiaciones ionizantes para los que la normativa específica obliga a la delimitación de zonas controladas o vigiladas.
• Trabajos en la proximidad de líneas eléctricas de alta tensión.
• Trabajos que expongan a riesgo de ahogamiento por inmersión.
• Obras de excavación de túneles, pozos y otros trabajos que supongan movimientos de tierra subterráneos
• Trabajos realizados en inmersión con equipo subacuático.
• Trabajos realizados en cajones de aire comprimido.
• Trabajos que impliquen el uso de aire comprimido.
• Trabajos que requieran montar o desmontar elementos prefabricados pesados.
_________
(8) Ley 25/2009, de 22 de diciembre de modificación de diversas leyes para su adaptación a la ley sobre libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio

Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Arquitectura21.com, equipo de redacción profesional. (2010, 12). Organizacion preventiva. Manuelette Ramirez Bencosme. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arquitectura21.com/2010/12/organizacion-preventiva.html.