Saltar al contenido

cualidad y tipo de acero en el concreto armado

Existen aceros tipo ADN soldables que cuentan con diferentes ventajas ya que permiten obtener óptimos valores de fluencia sin recurrir a prácticas de trabajos en frío, excelentes valores de ductibilidad y alargamiento, óptimas características de doblado con menores esfuerzos y mayor homogeneidad de sus características mecánicas a través del tiempo.
Estos aceros mejoran la soldabilidad gracias a su bajo contenido de carbono y elementos de aleación, mayor homogeneidad de sus características mecánicas a través del tiempo, menor cantidad de laminillo frente a un producto normal disminuyendo las mermas en procesos de enderezados y de gran adaptación a máquinas de doblado automático.

Los Aceros de Construcción Soldable, son Aceros de bajo porcentaje
de carbono, que facilitan la operación de soldaduras en obras sin necesidad de recurrir a procesos especiales.
Las barras conformadas de dureza natural ADN – 420-S con características de soldabilidad están aprobadas según norma IRAM IAS U 500-207.



Las mallas están formadas por barras de acero dispuestas en forma ortogonal y soldadas en todos sus puntos de encuentro. El acero utilzado en su fabricación es tipo ATR-500N, laminado en frío en modernos bancos de laminación. Mediante este proceso alcanzan una tensión de fluencia característica de 500 Mpa. Las barras de acero se sueldan por electrofusión
(sin material de aporte), y provocan una alta calidad en las uniones y en su fabricación.

Utilizar mallas soldadas para el hormigón tiene sus ventajas:
• Permite rapidez y facilidad en el diseño.
• Se elimina hasta un 10% el desperdicio, y alcanzan ahorros que superan el 15% del costo del acero más la Mano de Obra de colocación y armado respecto de la armadura tradicional.
• Son utilizables en todo tipo de estructura plana y no plana mediante su doblado en sencillas máquinas dobladoras, que permiten máxima adherencia.
• Tienen un límite de Fluencia de 540 Mpa y rotura (>500 Mpa), y posibilita un menor consumo de acero.
• Se consigue alrededor de un 80% de economía en la mano de obra de armado.
• Se obtiene mucha mayor facilidad en el manipuleo, izaje, colocación y hormigonado respecto a la armadura tradicional, al eliminar la medición, corte y atado de barras.




Características técnicas

Las mallas electrosoldadas pueden clasificarse según la disposición de las barras en la siguiente forma:



Al tener las barras nervuradas mayor adherencia que las barras lisas o perfiladas, se logra una notable reducción en el consumo de acero debido a que su superposición o solape en las uniones es mucho menor. Además, dicha superposición o solape permite una notable economía por reducción de las longitudes de empalme con respecto a la armadura tradicional.



En el mercado, pueden encontrarse estas mallas en diferentes medidas:
Línea Mini: 2 m x 3 m, Superficie 6 m2
Línea Midi: 5 m x 2 m, Superficie 10 m2
Línea Maxi: 6 m x 2,15 m, Superficie 12,90 m2

Las principales ventajas de utilizar aceros ya cortados y doblados son las siguientes:

• Menores costos de producción: el acero cortado y doblado en obra, tradicionalmente, necesita entre 30 y 70 hh/ton de proceso comparable. Con el servicio de corte y doblado, el costo del procesamiento es conocido desde el presupuesto, no está sujeto a imponderables y es de menor costo que el doblado y cortado en obra, ya que producen también una importante reducción de costos indirectos por disminución de los plazos de obra y menor equipamiento y personal directo y de supervisión.

• Con cortado y doblado, el desperdicio y las mermas son cero: El desperdicio usual en el sistema tradicional de cortado y doblado en obra, está entre 5 y 10% del peso total de acero por consumir y depende del tipo de obra. Además, están los imponderables, como errores de los operarios, desperdicio por corte de barras de gran diámetro, que pueden modificar sensiblemente estos porcentajes. En cambio, con el cortado en fábrica,
el cliente sólo paga por el peso teórico de planillas de cortado y doblado y no paga el desperdicio o mermas de material ni su procesamiento ni su flete.

• Eliminación de los acopios en obra: Con el servicio de corte y doblado, el material se pide solamente cuando se precisa en obra. Normalmente se programan las entregas con una anticipación entre siete y quince días. De esta manera, el material debe llegar a obra solamente con anticipación suficiente para ser armado. Tampoco es necesario contar con grandes espacios de acopio y obrador para el cortado y doblado, de los
120 m2 a 200 m2 mínimos necesarios, puede disponerse solamente del área de descarga de materiales, para distribuirlo después donde será utilizado.

• Menores costos financieros: el acero y el servicio de cortado y doblado son facturados en el momento en que llegan a obra. En el proceso tradicional de cortado y doblado en obra, el material se compra y se mantiene en obra unas tres semanas antes de ser utilizado. Si a esto se suma una semana para la gestión de compra y otra para el procesamiento,
hay un efectivo ahorro de cinco semanas, que se traduce en una efectiva
reducción de costos financieros. Además, con el servicio de cortado y doblado no se pagan costos financieros sobre el desperdicio ni las mermas de material.

• Facilidad de operación: El sistema de cortado y doblado de armaduras permite una mayor limpieza de la obra, elimina el manipuleo de barras de 12 m y de desperdicios y chatarra, se disminuye la posibilidad de accidentes de trabajo y se consigue una mayor productividad, que permite una importante reducción de costos.

• Elasticidad en las entregas: Puede aumentarse o disminuirse el ritmo de obra con solo coordinar con la planta la alteración del ritmo de entregas con pocos días de anticipación.
No es necesario aumentar ni disminuir personal propio o subcontratado – con
los inconvenientes que eso acarrea – ni prever nuevos equipamientos para alcanzar el ritmo deseado.

• Menores costos indirectos de obra: Porque al cortar y doblar el acero disminuyen los costos de supervisión, ya que no hay que mantener personal que controle el corte y el doblado del material, los plazos de obra por mayor productividad, flexibilidad y adaptación a los cambiantes ritmos de obra, las posibilidades de accidentes de trabajo, con menor personal en obra que disminuyen los costos de seguros y ART.


Créditos & citaciones en formato APA: Revista educativa Arquitectura21.com, equipo de redacción profesional. (2010, 12). cualidad y tipo de acero en el concreto armado. Manuelette Ramirez Bencosme. Obtenido en fecha , desde el sitio web: https://www.arquitectura21.com/2010/12/cualidad-y-tipo-de-acero-en-el-concreto-armado.html.