Pisos de madera

Los pisos de madera se utilizan en los interiores y en las galerías  exteriores de las casa. Las ventajas de los pisos de madera –a diferencia de los pisos de cerámicos, mármoles o baldosas– son su temperatura estable y agradable en todas las épocas del año y el colorido agreste y  natural que le otorga la madera.

Hay pisos de madrera de listones largos con encastres y de tejuelas que se aplican de forma cruzada denominado parquet. Las maderas son de distintos tipos donde predominan las de mayor resistencia y que no se deforman por la humedad.

Las más comunes son las maderas de Roble Americano, Roble Amazónico, Roble Eslavonia, Curupay, Virapita, Guacayan, Lapacho, Guatambú, Paraíso, Caldén, Palo Santo, Teca, Angelín, Grapia, Guayubirá, Pinotea, Siri, Cedro Arana, Jotoba, Fresno, Incienso Rojo, Incienso Clásico, Algarrobo, D Fresno, Viraro Paraguayo, Cumarú, Eucalipto, y Nogal.

La colocación de los piso tiene que ser realizado por profesionales que adhieren las tablas de madera con brea caliente y le dan un pulido final que empareja desniveles.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: diciembre 9, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: