Techos internos de placas

Las placas de yeso compuestas con fibras y papel para techos vienen en dos espesores 9.5 milímetros y 12,5 milímetros y tiene una mediad de 1,20 metros de ancho por 2,40 o 2,60 metros de largos con áreas rebajadas en la parte más larga. Estas placas para techos son de excelente calidad de terminación, resistentes al fuego y tienen componentes hidrófugos.

La colocación de las placas se puede realizar de forma sencilla siguiendo las indicaciones de los fabricantes que también proveen los ángulos de chapas para sustentarlas, los tornillos, las cintas de tela autoadhesiva para aplicar en las juntas y la masilla de secado rápido que cubre los tornillos y las telas de las juntas.

Unas de las virtudes de este tipo de techo son la velocidad con la que se pueden instalar y la terminación perfecta que se obtiene. Otras de las ventajas de este tipo de techo suspendido en placas de yeso es que también actúan como aislante térmico y sonoro de todo el ambiente.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: noviembre 26, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: