Pisos plásticos

Los pisos plásticos son los más económicos y fáciles de instalar. En muchas oportunidades se suelen colocar sobre pisos gastados de baldosas, de cerámicos o de madera y la única condición para que queden perfectos es que el piso este totalmente liso sin imperfecciones  y libre de grasas que impidan que el adhesivo actúe de forma correcta.

Los pisos plásticos vienen en distintas mediadas en cuadrados de 30 centímetros de lado –simulando piezas cerámicas- o en franjas rectangulares imitando tablas de madera. Hay pisos plásticos que vienen en rollos de dos metros de ancho y su colocación en sencilla, solo es necesario extender sobre la superficie del piso y pegar con adhesivo de contacto en los bordes y uniones.

Los pisos plásticos que vienen en cuadrados o rectángulos suelen ser autoadhesivos y para colocarlos solo hay que retirar la película protectora para fijarlos al piso. Para la colocación de este tipo de pisos solo son necesarios una regla, una escuadra, un lápiz marcador y un cortante.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: octubre 21, 2013.

Para citar este artículo en formato APA: