Optar por la madera como recubrimiento para las paredes de una estancia es una de las mejores decisiones decorativas donde el lugar se tornará estético y a la vez práctico. Con el uso de la madera en las paredes se crea un espacio acogedor, envolvente y original, siendo este revestimiento el más cálido para el hogar.   Su uso se aconseja más en ambientes rústicos o campestres, aunque también queda perfecto en hogares urbanos usándose solo en una pared o a media altura como si fuese un friso.

Se puede utilizar en cualquier estancia siempre y cuando no esté en zonas de aguas como es la cocina o el baño, y a la vez requiere de un tratamiento especial anti grasa o antihumedad.  Si la persona no tiene un buen ingreso como para comprar piedras naturales, puede optar por revestimientos artificiales que simulan perfectamente la piedra natural y vienen en variados colores, tamaños, formas y texturas para que las personas opten por el que mejor se adecue al lugar.

 



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: diciembre 16, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: