Lo mejor de inclinarse por una casa prefabricada es que la misma llega a ofrecer un máximo ahorro de materiales, puesto que su construcción no genera ningún desperdicio y todo el montaje es una obra seca, acepción de los pilares y de la plataforma que se debe de crear en el terreno donde se levantarán los módulos o paneles anteriormente construidos en una fábrica. Estos paneles ofrecen un perfecto aislamiento térmico y los materiales utilizados son de una alta calidad.

Los materiales que se utilizan para su elaboración son reciclables y a la vez reutilizables, permitiendo así que la vivienda se pueda desmontar fácilmente donde solo se deberían de cambiar algunos materiales al momento de reubicarla en otro terreno. En cuanto a las terminaciones se puede crear diferentes acabados en el interior como en el exterior creando así cierta dificultad al diferenciar una casa modular de una construida con un sistema tradicional.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: mayo 21, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: