Tu casa habla por ti. Los ambientes reflejan la vida afectiva, intelectual y social que desarrollan quienes viven en ellos. Y los colores, son armas fundamentales, que -dirigidos por manos expertas- pueden ayudarte a decir sin palabras lo que quieres expresar de ti misma. Esta informaciones de Pinturas Popular, facilitadas por Robbert J. Groennou, te ayudarán a entender cómo puedes lograrlo.

Cuando emprendes la decoración de un área de tu casa específica tienes que contar con que los colores, en decoración de interiores, no intervienen por si mismos, sino que siempre lo hacen en relación con otros. La adecuada combinación de éstos es la llave de un ambiente equilibrado o discordante.  Las tres características variables de un color (el tono, la temperatura y la luminosidad son las que tendrás que contemplar a la hora de decidirte por una u otra combinación.)

CONTRASTE DE TONO: Combina colores opuestos para conseguir combinaciones estimulantes, ya que se aumenta la intensidad aparente de cada tono, porque cada uno de ellos proyecta su complemento del círculo cromático sobre el otro. Una buena estrategia para usar eficazmente los contrastes y aprovechar los efectos de realce que generalmente logran, es reducir la intensidad del color de uno de los tonos para que el otro predomine.

CONTRASTE DE TEMPERATURA: Cuando un tono cálido se encuentra en contraste con un tono frío, el tono cálido se percibe más cálido y el frío más frío. Cuando dos tonos cálidos se contrastan se perciben más fríos, del mismo modo, cuando dos tonos fríos se contrastan tienden a percibirse más cálidos.

CONTRASTE DE VALORES: El contraste de dos colores afecta también a su luminosidad, tamaño y peso de sus áreas. Así un color claro sobre uno oscuro parecerá más claro de lo que realmente es y un color oscuro sobre un fondo claro parecerá más oscuro. Cuando se contrasta un tono cálido con uno frío, el cálido parece ocupar más espacio y el frío menos espacio del que realmente ocupan. También el peso se puede modificar, si a una superficie se le aplican tonos fríos o claros, parecerá más liviana que si se pinta con colores oscuros.
¿QUÉ EFECTO BUSCAS? Puedes, efectivamente, transformar el aspecto de una habitación con la ayuda que te ofrecen los colores: con esta especie de “maquillaje” ambiental lograrás transformar tu casa sin necesidad de incurrir en grandes gastos.

ESPACIOS OSCUROS: si quieres neutralizar el efecto de unos espacios poco iluminados, es recomendable que pintes con tonos cálidos. Los colores rojos y anaranjados dan volumen y crean sensación de calidez pero estrechan y acercan el espacio. El amarillo aporta calidez pero no reduce el espacio y aporta mucha luminosidad. Los colores, en sus valores más claros o luminosos también son ideales, ya que reflejan la luz.

ESPACIOS MAS CLAROS: es recomendable que los pintes con colores fríos. El azul y el verde poseen una gran fuerza refrescante. El violeta, el verde y el azul en sus valores de luminosidad más bajos son colores pesados que enfrían los espacios ya que absorben la luz.

AUMENTAR ESPACIOS MUY PEQUEÑOS: si buscas crear el efecto de agrandamiento de un espacio pequeño, debes pintar las paredes y el techo con suaves colores pasteles poco contrastados o con tonos claros de igual luminosidad.

REDUCIR ESPACIOS MUY GRANDES: usando colores de tonos fuertes, éstos acercarán las paredes de la habitación pareciendo reducir el espacio. Un piso oscuro contribuye a que un espacio parezca menor. Si se desea conferir cierta intimidad a un espacio muy grande, usar en paredes y techos a la vez, colores muy oscuros y colores de las gamas de los cálidos.

ALTURA DE TECHOS: en general, los cielos rasos deben armonizar con las paredes. Para techos muy bajos es consejable pintarlos de un color más claro que el de las paredes para que la habitación luzca más alta de lo que realmente es. Para elevar el techo también se puede pintar el límite superior de la pared un tono más claro, el mismo que el del techo.

DISIMULAR DEFECTOS: paredes torcidas o irregulares se pueden disimular utilizando una pintura mate de mismo color que el de las demás paredes. Un defecto muy visible o difícil de disimular, conviene resaltarlo y convertirlo en un detalle importante en la decoración.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: Abril 1, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: