Este oficio es aprendido por unos pocos, la mayoría lo ve como trabajo sucio. Le voy a platicar una historia de amor para que usted vea como nos ve la gente. Allá no mas, en la escuela de arte estamos haciendo obras, trabajaba con nosotros un tal Julio, para que le voy a decir, el es un muchacho que viste sencillo pero limpio y con gusto.

Un muchacho bien parecido, alto y blanco. Julio no era un trabajador descuidado, como la mayoría en la construcción, que poco le importa andar con un tuco de zapato, que hasta se miran despreciados. Julio se conoció allí con una yanka, a ella le chispeaban los ojitos cuando se lo encontraba, ella hasta le metía plática.

El asunto es que la yankita, cada ves se le mete más, y enana de tantas le pregunto. -¿en que trabaja usted? – soy albañil viera la cara tiesa de la yanka diciendo, “¡ah…! ¿Albañil…?” pues mire hasta ahí llego el romance. Ella se sintió como ofendida, por lo visto la yankita se pensó que el era oficinista o el ingeniero.

En mi caso yo vengo del campo, mi nombre es Santos. Desde los 8 años conozco de la tierra. Y la trabaje hasta romperme el lomo. A los 19 años decidí trabajar solo, como no era dueño de tierras, las alquile. Para los palmados había un sistema, le compraban a uno el grano para en cosechas, o sea que no había sembrado uno el maíz y ya lo estaba vendiendo. Los inviernos eran buenísimos, lo grave era una peste.

El chapulín, eran nubes que cubrían todo. A lo mejor usted esta por cosechar y llega el chapulín, ¡ahí murió el trabajo! y la jarana con el dueño de la tierra y el comprador… la cosa era seria amigo. A mi me paso esto, y ¿y que me quedo? Trabajar como buey para otra gente y así ir pagando lo que debía.

Después agarre el tren rumbo a Managua. Me justo la tan mentada Managua. Me metí a la construcción pues yo era solo y no tenía ninguna ayuda, por tanto, tenía que buscar un trabajo que desde el primer día fuera ganando.

En cuanto pude me metí al vocacional, quería manejar planos de construcción. Al tiempo pase al trabajo independiente. Trabajar para compañías es arrecho, solo tratan de explotar al trabajador, y si le reclamas te corren. Al comienzo de ser independiente uno pasa sus dificultades para peguear, pero uno como atenido conocimiento puede agarrar un trabajito a medias con muchos maestros de obras.

Si a uno le ven calidad no lo olvidan. Pero hay una cosa importante, el que yo pudiera ser independiente, lo permito mi señora. Ella trabajaba de lavado y planchado, quiere decir que ella mantenía la casa, todos mis hijos estaban pequeños, a ella le tocaban todo los gastos, yo hasta 1 un mes me llevaba sin trabajar.

Con mi mujer hemos ido codo a codo. Yo tengo 62 años y ella 58, nos conocimos aquí en Managua llegue a vivir en el mismito barrio. Para entonces todo varón andaba pantalón corto, usaba largos solo para las fiestas. Se acostumbraba a tener su pantalón y un par de zapatos. Yo estuve descalzo hasta los 14 años ya tenia mi enamorada y me daba vergüenza, así que, le hice fuerza y me compre zapatos. El salario era bajo, ni para comer daba, menos para vestirse regularcito.

Mi señora y yo nos conocimos en una fiesta y allí comenzó el romance. Llegamos a formar un hogar con 6 hijos todos vivos, y se les a dado educación. Ellos no tuvieron que andar descalzos, pero tampoco los hemos mal enseñado, a los varones lo he llevado de ayudante y así, han aprendido que es el oficio.

Hoy todos saben de construcción. Y no se crea que no tuve otras mujeres aun estando con mi señor. Es cosa natural que a uno le gusten otras, pero fueron cosas pasajeras, nada serio. Algunas ves ella se dio cuenta pero como yo la respetaba, ella disimulaba, ¡y no había problema! Sucede que cuando es joven, se siente libre hasta que llega la obligación, con los hijos viene la responsabilidad y es peor cuando se enferman.

Ya no se puede andar gastando ahí. Nunca tuve hijos por fuera para poder cumplir es mentira que se pueda con dos familias, por eso, yo siempre tuve el cuidado en esto. Solo así podía dedicarme a mis hijos y no agraviar a mi señora. Yo le digo a la gente que lee enlace, que la albañilería es un buen oficio, principiando que embellece una ciudad. Usted ve los parques, las aceras, las casas, esos edificios de tantos pisos, ¿y quien los hizo? ¿no es el albañil acaso?

  

Consejos de un albañil

Aprovechen hom… ahí le van unos consejitos dicen que el diablo sabe mas por viejo que por diablo…. Y ya tengo mis añitos de albañil. Pa comenzar consígase: una lianza, cuchar, nivel, serrucho y martillo. Que con eso lo puede hacer casi todo. Para hacer un buen embaldosado: no hay que hacerlo ralo. Si no, no va aguantar mucho peso, de le por lo menos 5 centímetros o sea 2 pulgadas de grueso.

Y como base para el embaldosado lo recomendable es la piedra triturada. Si no tiene la piedra ni cascote ni nada apisone el suelo. Y que para una grieta arruine el piso le recomiendo trabajarlo por portes como si fuera tablero, de esos de jugar. Se hace así: se tiran maestras a nivel hecha mezcla y empareja con un codal. Si se cuartilla será solo en un cuadro esté seguro que la grieta no se corra parejo.

El agua es clave en la construcción. Haya que dejar los materiales en remojo a lo menos 12 horas antes de usarlos, cuando embaldose o repelle, al día siguiente de hacer el trabajo moje, remoje, y vuelva a mojar. Mejor si lo repite por varios días. Necesita mucha agua para no cuartearse.

En techos, los mas barato es el zinc. Es liviano y lo acomoda en poca madera. Para que un techo nunca le falle debe cuidar el viaje que usted le de. Es común que el viaje sea pobre, apenas le dan un 8 o un 15 por ciento. Si no quiere tener clavos, mejor de le de un 15 a un 20 por ciento.

Repellar no loase cualquiera. Si usted ya le hace algo le recomiendo usar una base de mezcla bien aguadita y esperar al día siguiente que a fragüe. Es una base bestial para el repello. Si repelle días después hay que volarle agua. Y aun así, no le agarra bien. Peligroso que se le raje. Si usa la cal en la construcción y no la pone a podrir ella tiene como unos granos que bien pueden pasar años reventando. Y cuando percate, la pared esta puro hoyitos, para podrir la cal, primero se zarandea porque trae piedras, arena, de todo. Se hecha en un barril con agua por dos días.

La cal con cemento da un buen acabado hasta le queda blanqueado la mezcla es de cinco baldes de cal, con dos de cementos y un cuarto de arena. Según el tipo de repello que se quiera es el grueso de la zaranda que va usar si cuela la arena si cuela la arena con una zaranda medio fina, queda un repello bestial, ¡pruébelo!



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: Marzo 26, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: