Cuando estas tan envevido del trabajo de construccion y has estado tanto tiempo construyendo te das cuanta que hasta a los mas caballos les haces casa esta es una manera tosca de hablar de un tema que no es muy comun, las instalaciones equinas son las caballerizas que antiguamente hacia el caballista de manera rustica. Hoy en dia las personas que se dedican al arte de la crianza de equinos van mas alla para darles confort y funcioanalidad a los cuartos de sus animales. Esta entrada es inspirada en un blog de equinos que me encontre por la web y pueden encontrar informacion as amplia sobre la crianza de caballaso en JinetesyCaballos.

 

Al igual que cualquier construccion, al mejorar la manera de vivir de los equinos su desarrollo sera mucho mejor, pero los dejo con las palabras del profesional criador de equinos.

El propósito fundamental de las instalaciones para equinos es modificar y controlar las condiciones ambientales, a fin de salvaguardar del viento, el sol y la lluvia: se crea un microclima idóneo de temperatura, humedad, ventilación, e iluminación que proporcione un medio agradable y adecuado, exigido por los equinos. Las instalaciones para equinos son diferentes a las proporcionadas a otras especies domesticas; ya sea por el símbolo que representa para el criadero, su valor estético y económico o su función zootécnica. Una caballeriza debidamente diseñada y construida, logra el confort y seguridad que precisa el equino, y también es uno de los mejores procedimientos para reducir el costo de la mano de obra, dando mayor eficiencia a cada trabajador: la mano de obra es un factor económicamente importante en una explotación equina, por lo tanto las instalaciones se planearán y diseñarán siguiendo un esquema funcional y de circulaciones, para aprovechar al máximo el recurso humano, disminuir el trabajo pesado, no emplear personal innecesario y construcciones grandes que provocan gastos adicionales.

Toda instalación se diseña para proteger el caballo y al personal. Por su carácter nervioso, activo y vigilante, el caballo criollo suele lesionarse accidentalmente, debido a su reacción para evitar el peligro real o imaginario. Muchos ejemplares se lesionan por errores causados por negligencia técnica, de planeación o de mantenimiento; por ejemplo, al dejar clavos salientes, bordes cortantes, vidrios descubiertos, cables eléctricos, puertas rotas, techos bajos y pasillos angostos que dificultan el buen manejo de los animales. Además se busca limitar las lesiones que se puedan provocar por estrés de cuadra: ansiedad, aburrimiento o claustrofobia, asimismo por agresiones entre individuos.

Para iniciar el diseño o modificar las pesebreras existentes, es imprescindible conocer los aspectos elementales de anatomía y fisiología del equino, como: a. El comportamiento natural, b. El tipo concreto de animal, c. Las distintas fases biológicas que poseen, ejem: gestación o parto. d. Cuestiones tan específicas como altura de la cruz, peso, etc. e. Dimensiones aconsejables para cada individuo. Igualmente se deben satisfacer las necesidades de construcción, son tres: preventivas (requisitos legales para legalización de la obra y toda actividad posterior, etc.), pasivas (incluyen la calidad ignífuga, y el grado de aislamiento de los materiales, etc.), activas (sistemas de distribución de alimentos, sistemas de control ambiental, de plagas y de seguridad, métodos de eliminación inocua de residuos, eficiencia de la mano de obra, etc.).

Una construcción no puede diseñarse teniendo en cuenta solo determinantes de manejo, alimentación, o cuidados colectivos, igualmente hay otras determinantes básicas de diseño: Control ambiental, ubicación y orientación, seguridad, sistema constructivo, presupuesto, duración, materiales disponibles y valor estético. Cuando ya se conocen estos parámetros, el trabajo empieza por conocer las necesidades en superficie y en volumen estático: cada equino es considerado un individuo aunque hace parte de una colectividad dado que el grado de respuesta es muy variable entre animales. Buscamos un esquema funcional que satisfaga un cuadro de áreas, además que cumpla las necesidades de los equinos alojados: condiciones psíquicas y físicas adecuadas todo el año y descanso real y efectivo.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: Marzo 27, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: