Las nuevas tecnologías existentes deberían ser incorporadas al proceso de aprovechamiento forestal para que realmente se conviertan en alternativas económicamente viables y atractivas.

Los bosques, que otrora cubrían la ciudad capital y se extendían en las cuatro direcciones, que llenaban toda la vida, fueron nuestra imagen cotidiana. Hoy son objeto raro.
Ya existen personas que nunca han vivido la sensación en el seno de un bosque; con arroyos, el ruido del río escapando por las piedras, la sensación de olor a musgo húmedo y el roar de las chicharras, escoltas de los caminos polvorientos, son experiencias inimaginables.

Nuestros gobernantes han escuchado las voces de los conservacionistas y de los que conocemos las bondades del bosque. Por eso, tenemos grandes plantaciones concebidas bajo estímulo tributario. Otras grandes manchas boscosas son producto del espíritu conservacionista de biólogos, ecólogos que han logrado tramitar a tiempo protección a parques nacionales y reservas biológicas.
La utilización económica del producto del bosque plantado es fundamental para su subsistencia y la del bosque natural. Esto es, que si el inversionista en forestales no recibe una retribución mínima, aunque sea muy quijotesco, la reforestación no continuará ni se mantendrá. Esto es un principio fundamental. Por lo cual, es necesario buscar en el nivel nacional, el apoyo de la producción y consumo de productos forestales de nuestros bosques plantados.
En Costa Rica se considera que el uso de postes de madera para la conducción eléctrica es poco estético. Sin embargo, muy impresionante fue ver que en Beverly Hills, un selecto barrio de la ciudad de Los Angeles, todos los postes para ese fin son de madera y no de metal ni concreto, como los que instala la Compañía Nacional de Fuerza y Luz en San José .
Esta determinación es obviamente equivocada, y por eso, el departamento de construcción de esa entidad debería promover el desarrollo económico de Costa Rica, mediante la promoción del consumo en grandes cantidades de madera de los bosques plantados.
Ahora que se piensa reactivar el uso de los ferrocarriles, es el momento para recordar a los encargados de estos proyectos, que pueden utilizar en beneficio del sector forestal, cantidades masivas de madera. Por ejemplo, el eucalipto en la fabricación de durmientes o soporte de rieles. Esta madera deberá ser preservada para competir con aquellos productos fabricados con concreto.
Las nuevas tecnologías existentes deberían ser incorporadas al proceso de aprovechamiento forestal para que realmente se conviertan en alternativas económicamente viables y atractivas.
El retorno del uso de la madera a nuestro contexto es ahora una gran posibilidad que apenas empieza. El creciente gusto por las casas de troncos de madera en el mejor estilo rústico, pero con los modernos sistemas disponibles, en cuanto a pulido, escoplos, preservante de insectos, pudrición y por último acabados, hacen realidad una fantasía de un nuevo estilo de vida con clase y sabor natural.
Finalmente, los bosques volverán a ser útiles amigos de la sociedad en el ámbito productivo y podremos respirar aire puro, caminar y descansar en las proximidades de nuestros barrios y proveerán fuentes de trabajo y riqueza en forma sostenida, tanto para nosotros como para nuestros hijos.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: Febrero 4, 2012.

Para citar este artículo en formato APA: