La arquitectura sustentable o arquitectura sostenible trata de aprovechar los recursos naturales para causar el menor impacto en la naturaleza posible. Los arquitectos buscan técnicas para poder ahorrar capturando la energía a través del sol o de generar su propia energía.

En climas muy cálidos las construcciones sostenibles deben contener una gran masa térmica. Para esto los muros o techos tienen que tener un espesor de 15 a 60 cm. Es necesario prever una ventilación nocturna para que el aire fresco entre en la casa y se mantenga para el siguiente día.

En el tejado de este tipo de construcciones se suelen ubicar placas solares dirigidas en la dirección del sol donde puedan recibir más horas de radiación solar a fin de generar la máxima energía con los paneles fotovoltaicos, incluso se han construido edificios los cuales se mueven durante el día apuntando al sol para obtener la mayor cantidad posible de luz solar.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: septiembre 3, 2011.

Para citar este artículo en formato APA: