ILUMINACIÓN
1. Siempre que sea posible, aprovecha la iluminación del sol que es natural, gra-tuita y no contamina.
2. Utiliza colores claros en las paredes y los techos, así aprovecharás mejor la iluminación natural.
3. No dejes luces encendidas en habitaciones vacías.

4. Utiliza focos fluorescentes compactos. Los focos comunes (“incandescentes”) sólo convierten en luz un 5% de la energía eléctrica que consumen, el 95% restante lo transforman en calor. Con las lámparas de bajo consumo (fluores-centes) ocurre lo contrario. Coloca focos fluorescentes al menos en los lugares donde requieres más tiempo la luz artificial. Aunque el precio de estos focos es mayor, consumen seis veces menos electricidad y duran de 8 a 10 veces más que los focos convencionales.

5. Te recomendamos no instalar focos ahorradores en habitaciones donde sea necesario encender y apagar la luz con frecuencia, pues se reduce la vida útil del producto.
6. Para aprovechar eficientemente la luz artificial, conviene mantener limpios los focos y las lámparas.


AGUA
1. El ahorro de agua produce ahorro de energía, pues el líquido es impulsado hacia tu vivienda con bombas eléctricas. Racionaliza tu consumo de agua (evita dejar los grifos abiertos durante el lavado, el afeitado, el cepillado de dientes).

2. Si necesitas instalar nuevas llaves de agua, elige las más eficientes: las de tipo monocomando.
3. Si instalas reguladores de temperatura con termostato, principalmente en la ducha, ahorrarás 5% de energía.
4. La peor manera de calentar agua es con electricidad. Una familia que actúa de esta manera emite a la atmósfera un promedio de media tonelada de CO2 al año.
5. Por el contrario, si colocas calentadores solares de agua ahorrarás 60% del gas tradicionalmente usado (la inversión la recuperas en 3 años) y más energía aún si empleas electricidad para calentar tu agua.


RESIDUOS
1. La producción de papel, cartón, vidrio y metales requiere de mucha energía. La separación de estos productos y su reciclaje permite ahorros significativos de energía. Por ejemplo, una tonelada de papel reciclado reduce el consumo de 4

2. mil 200 kilowatts de electricidad. Por ello, Reduce (tu consumo), Reusa (empa-ques, envases) y Recicla (los productos que haz adquirido).
3. Reducir nuestra generación de residuos depende en gran medida de que cam-biemos nuestros hábitos de consumo. Para ello: evita usar productos excesiva-

4. mente empaquetados, productos desechables, así como todo tipo de plástico. Y lo más importante: si en verdad no lo necesitas, no lo compres.
Cuando salgas de compras lleva una bolsa de tela para que no utilices bolsas

5. de plástico.

Si necesitas pilas usa las que son recargables. De ser posible, adquiere un cargador solar.


TRANSPORTE
El parque vehicular es la principal fuente de contaminación de las grandes ciudades y es uno de los mayores generadores de emisiones de CO2. Por ello:
1. Siempre que puedas, utiliza el transporte colectivo en lugar del auto particular (las emisiones por persona se reducen drásticamente en función de la capaci-dad del vehículo).
2. A muchos sitios puedes ir en bicicleta o caminando, lo cual es más saludable.

3. Si debes usar tu auto, compártelo: cuatro personas en un automóvil es mejor que cuatro coches con una sola persona.
4. Antes de tomar el automóvil evalúa la comodidad real que te va a proporcionar.

Piensa en las horas “pico”, los embotellamientos y los problemas de estaciona-miento, para que puedas evitarlos.
5. Mantén en buenas condiciones tu automóvil. Revisa especialmente la presión de las llantas, su alineación, el estado del filtro de aire, las bujías y la carbura-ción.
6. Al conducir, mantén la velocidad de circulación lo más uniforme posible. Si evi-tas frenar y acelerar de manera innecesaria, así como los constantes cambios de marcha, ahorrarás 15% de combustible y reducirás los costos de manteni-miento del vehículo.
7. Si realmente necesitas comprar un automóvil, elige el que se ajuste a tus ne-cesidades reales y el que menos combustible consuma (de preferencia sin aire acondicionado, porque utilizan gases que propician el cambio climático).

8. Comprar productos procedentes de lugares cercanos a tu localidad también reduce el uso de transporte.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: julio 18, 2011.

Para citar este artículo en formato APA: