Los estándares son tan buenos que cada fabricante tiene el suyo. Esta broma no puede ser más cierta en el caso que nos incumbe. La proliferación de diferentes estándares viene dada únicamente por la prisa que tienen algunas compañías en introducirse en los mercados emergentes para alcanzar una posición de fuerza y poder manejar de la forma que sea más beneficioso para sus intereses las decisiones de los comités estandarizadores del IEEE.

Idealmente todas las empresas deberían seguir los estándares del IEEE para de esa forma asegurar la interoperabilidad de los dispositivos vendidos con los dispositivos de otros fabricantes, pero lamentablemente eso no ocurre así y diferentes fabricantes ofrecen diferentes soluciones que terminan por no funcionar entre sí.
Esta situación se vivió en los principios de la venta masiva de dispositivos SCSI en los que era mejor adquirir todos los dispositivos SCSI de un mismo fabricante pues si por un lado adquiríamos la tarjeta y por otro los dispositivos podíamos tener incompatibilidades que nos obligaban a tener que tirar uno de ellos a la basura. Bueno pues esa misma situación es en la que nos encontramos hoy en día.
Aunque muchos fabricantes prometen en sus folletos de venta que sus dispositivos no estandarizados cumplirán con las especificaciones del IEEE cuando éste publique el estándar correspondiente, bien sin modificaciones bien mediante una actualización de su Firmware, esto es algo de lo que no podemos estar totalmente seguros.
Hoy por hoy lo mejor es comprar dispositivos estandarizados por el IEEE y si no es así es preferible que sean de una marca reconocida a la cual le pueda hacer daño la mala imagen que pueda causar si no actualiza los dispositivos vendidos no cumplidores del estándar correspondiente por unos que si lo cumplan.
Es la única forma que tenemos de que los dispositivos que compramos hoy funcionen mañana.



Recomendaciones que ayudan con el estudio de este tema.

Créditos & citaciones.

Autor: Equipo de redacción, Manuelette Ramirez Bencosme.
Fecha de publicación: Abril 1, 2011.

Para citar este artículo en formato APA: